uNiVeRSo aGLaia

 Desde el mes de diciembre estamos inmersos en el proyecto del uNiVeRSo aGLaia que están llevado a cabo l@s valientes de 5º de Educación Primaria, mejor dicho, l@s HÉROES y HEROÍNAS del futuro, pues han sido elegid@s para una misión muy importante, la de salvar al mundo del CAOS que existe debido a la eliminación de los valores por parte de los “hommo máquina”. Menos mal que antes de que todo ocurriera, algun@s guardianes, de la mano de Beatriz Iranzo que es la creadora del proyecto, escondieron mensajes encriptados tras símbolos para que fueran descifrados por nuestr@s peques y lograr transmitir su mensaje para revertir la situación que viven desde el año 2050.

   Para poder conseguirlo, nuestr@s héroes y heroínas han tenido que ir abriendo sus mentes y poner la atención en su imaginación y creatividad, pues han tenido que trasladarse al año 2067, donde la sociedad está aislada en un territorio rodeado de espejos, donde no hay posibilidad de ver nada más que lo que quieren que veamos, sumidos en un mundo oscuro, donde no hay pie a la posibilidad de ver brotar colores vivos en los pétalos de las flores más preciosas que antes existían.

 

 

El comienzo del proyecto les ha llevado a ver el CAOS por medio de un vídeo, en el que se demostraba la destrucción en la que se ha visto envuelta el planeta, donde todas las personas se habían convertido en máquinas que repetían sus acciones sin sentimientos, sin valores, sin conciencia,… todo de una manera mecánica. Una vez metidos en la aventura, por medio de la dinámica de VEO, PIENSO, ME PREGUNTO, lograron poner sus primeras impresiones acerca del mundo en el que les tocaba vivir, además de identificarse en la historia por medio de un símbolo que reflejara su identidad oculta para no ser descubiert@s por los villanos.

 

 

Pasado un tiempo y con el símbolo de cada uno creado, tenían que ser capaces de demostrar lo que iban a aportar al proyecto, cuáles eran los motivos por los que la sociedad tenía que confiar en ell@s, por lo que al logro que reflejaba su personalidad en el juego, le añadieron cuatro extremidades, a modo de brazos y piernas, con cuatro frases donde exponías sus mensajes para tranquilizar a la sociedad y captar su atención y confianza, además de comentar lo que significaba la aventura para ell@s, transcrito en un mural donde hemos recogido todos sus legados.


 

 

Hasta este momento, sus aventuras habían sido individuales, pero llegaba el momento en el que se tenían que juntar como tribu para unir fuerzas y lograr transmitir mejor el mensaje escondido tras cada símbolo de cada valor, de un total de ocho diferentes, como son: la conciencia, el coraje, la esperanza, la intuición, la lealtad, la justicia, la creatividad y la empatía. Durante este momento, los primeros minutos fueron para ell@s, relajad@s y tumbad@s en el suelo, tenían que pensar sobre el significado de cada valor, con qué lo identificaban, qué magnitud podía tener, dónde residía su importancia,… para que uno vez realizado su análisis introspectivo, fueran capaces de ubicarse en uno de ellos explicando los motivos por los que iban a luchar por transmitir de la mejor manera dicho valor. Cada héroe y heroína, escogía un papel y elegía el lugar del espacio donde más cómod@ se pudiera sentir para describir los motivos por los que lo había elegido, para luego volverlo a poner en su lugar. El objetivo de la dinámica era conseguir tres valientes en cada valor, como era de esperar no salió a la primera, por lo que tuvimos que realizar cambios y consejo de sabios para lograrlo y darle a cada uno el mejor valor que representaba y era capaz de transmitir.

 

 

Una vez hemos conocido a la tribu a la que pertenecemos, hemos conocido a Mercedes Figuerola, autora y escritora de multitud de libros infantiles, que será quién de forma en un cuento infantil a toda nuestra aventura por el Universo Aglaia. Además, hemos utilizando la aplicación creada por Gammera Nest para el proyecto para realizar una actividad de búsqueda de los diferentes símbolos que representan a cada valor, primero teniendo que formarlos con piezas que están desordenadas para que, una vez esté cada uno completo, ir en búsqueda de que está coloreado, escondido por el gimnasio. Cada vez que encontramos uno, tenemos que chequearlo con la cámara de la tablet para desbloquearlo y poder pasar al siguiente. Con esta actividad lo que perseguimos es darle color a los diferentes valores que en el puzzle están en blanco y negro, pero que gracias al trabajo de difusión de cada tribu consiguen darle color para transmitir su mensaje y cambiar la situación de caos que están viviendo, como héroes y heroínas que son.

 

 

Repartidos en tribus, era el momento de darle forma a una danza que identificara a cada grupo de héroes y heroínas que fueran capaces de transmitir su valor a través del movimiento corporal, escondiendo su mensaje para no ser descubierto por los “hommo máquinas” pero que llegará a todas las personas del planeta para abrir su mente y cuestionarse todo lo que estaba pasando, promoviendo un cambio en la conciencia y buscando un camino de esperanza. En este transcurso de creación, hemos conocido a la guardiana de la intiución, que se llama Maria Isabel Lorenzo de FarmHouse Studios, es productora, periodista de contenidos digitales y viajera en el tiempo, que nos ha enseñado lo bonito que puede llegar a ser el planeta recorriendo muchos de los lugares inexplorados hasta la fecha por el ser humano y también, otros que han sido sobreexplotados por los “hommo máquina” destrozando su pureza y llevándolo al CAOS.

 

 

Con la danza hecha y reservada para el consejo de tribus que tendríamos el último día, cada grupo debía crear el boceto y prototipo de un ART-EFacto, utilizando material reciclado, que ayudará a combatir a los villanos, mejorando el mundo en el que estábamos inmersos, con el que potenciar el valor del mensaje y ampliar el campo de visión para captar la atención de un mayor número de personas, todo ello lo iban a conseguir gracias a la figura del guardián Carlos Paz, que se hacía llamar Chaman, quién nos transmitió el mensaje de que NADA ES IMPOSIBLE, todo lo que la imaginación sea capaz de crear, es posible transformarlo, tan solo debemos encontrar el camino para hacerlo.

 

 

A través de su lenguaje y presentación, nos fue envolviendo en su magia, descifrándonos secretos que a priori parecían imposibles, como el caminar sobre el río Támesis o cómo poder generar energía eólica utilizando una rueda, cartones y unos cables usados. Metidos en esta dinámica, tuvimos que pensar en cosas que a día de hoy parecían que no podían ser reales y que nos ayudarían a mejorar el mundo, por ejemplo una reserva de alimento que no acabara nunca y que diera de comer a tod@s, ser capaces de viajar en el tiempo para cambiar cosas evitando problemas grandes que suceden como consecuencia de nuestros actos,… por lo que el objetivo imposible lo habíamos cumplido.

 

 

Por último, después de todo este viaje y de todas las creaciones que hemos ido realizando a lo largo del proceso del proyecto, es momento de juntarnos tod@s junt@s, tod@s l@s HÉROES y HEROÍNAS de las tres clases, para transmitir todas nuestras sensaciones como tribu, todos nuestros mensajes codificados, enmascarados detrás de un ART-EFacto y de una DANZA y, sobre todo, hacer una reflexión sobre la importancia de nuestra participación en el proyecto con el valor que nos ha sido asignado, para poderlo transmitir de la mejor de las maneras para conseguir salir del CAOS en el que estamos inmersos, derrotando a los “hommo máquinas” y devolviendo a la sociedad el color que le caracteriza, pintado con color de esperanza, empatía, justicia,…

 

 

Por último y para que todo este proceso se quede impregnado en todos los lugares del colegio, hemos tenido la suerte de conocer al guardián de la pintura, Kike Suárez, que ha recogido todas nuestras impresiones para crear un mural en el que se queden plasmadas todas nuestras palabras en forma de dibujo, con el que podamos recordar lo just@s, valientes, creativ@s, empatic@s,… que hemos sido a lo largo de esta aventura que no ha hecho más que empezar. 

 

 

Una vez l@s héroes y heroínas se agruparon por tribus, recuerdan a través de esta ficha la importancia de su valor, deberán transmitir ese mensaje a través del ritmo y la percusión corporal, único código imperceptible por los Hommo máquina, para que pueda llegar a otr@s niñ@s a lo largo y ancho del planeta. Por medio de este mapa, las tribus han conocido cuál es el momento de la historia en la que nos encontramos y en qué consiste su nueva misión, pudiendo ver ejemplos de a lo que nos estamos refiriendo como percusión corporal.

  a

   Cada tribu, después de escribir el significado de su valor en las hojas que dan comienzo al proyecto, utilizando una tablet, han conocido su cometido y han podido ver ejemplos para poder crear sus coreografías, poniéndose a crear las suyas propias, pudiendo coger más ideas a través de la lectura de códigos QR que se encuentran en estos carteles pegados en las paredes del patio, para que los puedan revisar cuando quieran y les ayuden a seguir creando sus ritmos.

 

 

   Con toda la información en la cabeza de las tribus, era el momento de ponernos manos a la obra, ya en el patio los ritmos corporales empezaron a dotar de sonido los rincones del recreo, ayudándonos a mitigar el frío de los últimos días. En nuestro espacio de creación, teníamos a nuestra disposición unos carteles creados por nuestro guardián en el que, por medio de la lectura de códigos QR, podíamos descubrir ejemplos que nos ayudarían a darle forma a cada coreografía. El tiempo iba dando forma a cada valor en forma de percusión, momento en el que se integraron los vasos para terminar de dar color a un mensaje que llegaría a todos los lugares del mundo, consiguiendo la ayuda necesaria para salir de la situación en la que estamos inmers@s.

 

 

Durante el mes de febrero, los héroes y heroínas de 5º han experimentado la tercera parte del proyecto Héroes de Beatriz Iranzo que tras inventar cada tribu un nuevo lenguaje para transmitir la importancia de su valor a través de la percusión corporal, tal y como pudimos ver en el proyecto SToMP THe YaRD, era el momento de crear su propia maqueta del ARTEFacto para lograr derrotar a los Hommo máquina.

Pero… ¿QUÉ SON LOS ARTEFactos?

   Los ARTEFactos vienen de unir tres palabras clave importantes para todo el proceso de desarrollo del propio proyecto, como son: por un lado la creación ARTística a través de la maqueta, la Educación Física como medio para utilizar la coordinación de los movimientos corporales y los ACTOS que son las acciones que realizamos para provocar un cambio.

   El objetivo principal de los ARTEFactos era construir una maqueta de un utensilio que sirviera para derrotar a los Hommo máquina y ayudar a la sociedad a salir del CAOS en el que se encuentra después de la desaparición de los valores. Las diferentes tribus han seguido un proceso de creación hasta lograr el resultado final, tal y como se detalla en las descripción de los pasos que podemos leer a continuación:

  • Cada héroe y heroína trajo diferente material reciclado de sus casas para abastecer el almacén de materiales posibles que nos ayudarían a la creación de los ARTEFactos. Entre este material encontramos cartón, plástico, tapones, papel de periódico, botellas de agua, ramas de árboles, tetrabricks, telas,…

 

 

Con todo el material, el siguiente paso fue que cada tribu eligiera aquel que le serviría para crear su ARTEFacto final, por lo que teniendo en cuenta estos datos, se pusieron manos a la obra para crear un boceto, recogiendo las ideas aportadas por cada compañer@ de la tribu.

 

 

Con el boceto creado y consensuado, pasamos a la etapa de creación. Se pusieron manos a la obra para elegir y seleccionar el material del almacén de materiales reciclados, sacando lo indispensable para trabajar con él como fueron las tijeras, el pegamento, pinturas, pinceles,… para darle vida al dibujo que habían diseñado.

 

 

Después de varias sesiones de montaje, pudimos ver en qué se convertía ese dibujo del principio, en algo magnífico y real que se podía tocar. Una vez acabados los ARTEFactos, era momento de rellenar una ficha en la que recoger todos los detalles del proceso de creación, con los datos necesarios que servirán como apoyo informativo en la exposición internacional de arte “Fusion V” de Londres donde serán expuestos del 27 al 31 de marzo, a la puesta en escena que se está preparando para dicho evento de la mano del equipo profesional de Nicola Torriti.

 

 

Para que podáis ver todo el camino que llevamos recorrido con el proyecto de los Héroes y Heroínas, os dejo el siguiente vídeo resumen de las experiencias que llevamos vividas desde el mes de diciembre, cuando comenzamos la aventura:

UN PASO MÁS PARA DEMOSTRAR QUE LOS VALORES SON CRUCIALES PARA EL BUEN DESARROLLO INTEGRAL DE NUESTR@S PEQUEÑ@S Y DE LA CONVIVENCIA ENTRE TODAS LAS PERSONAS QUE LA FORMAMOS, ADEMÁS DE DARNOS CUENTA DE LO QUE SON CAPACES DE CREAR SIENDO MIEMBROS DE UNA TRIBU QUE PERSIGUE CONSEGUIR OBJETIVOS COMUNES.

   Empezamos el tercer trimestre con el siguiente episodio del universo Aglaia, con la colaboración de Álex Céspedes, actor, pedagogo y profesional del teatro que nos ha ayudado a describir y descubrir, a través de la dramatización y la imaginación, lo que está significando para nosotr@s ser héroes y heroínas del Universo Aglaia.

  Para empezar las sesiones de teatro se ha presentado y nos ha contado qué es el teatro para él, además de preguntarnos nuestros nombres pero de una manera extraña, tan solo utilizando las vocales que forman nuestro nombre y apellidos, por ejemplo en mi caso que me llamo CArlOs ChAmOrrO DUrÁn sería AO AOO UA, ¿probáis vosotr@s a presentaros en un comentario diciéndonos que es el teatro para vosotr@s? Aprovechando el cuerpo que tenemos, dándole una vuelta más de tuerca utilizando, en este caso, las consonantes acompañadas de movimiento corporal. No ha sido fácil, pues la vergüenza y la perplejidad de lo que estaba pasando en el primer día hacía que nos costara despegarnos de nuestro sitio, pero a medida que pasaba la actividad la risa salió a relucir y comenzó a dar luz a nuestras reacciones más naturales y espontáneas.

  Después de las presentaciones, con el cuerpo más adaptado a las nuevas dinámicas, hemos empezado a imitar los movimientos de la persona que guiaba la actividad. Primero Álex, pero luego hemos ido cogiendo el testigo l@s demás, copiando la voz y el movimiento representado. Aprovechando que hemos introducido la voz, es momento de inventarnos un nuevo lenguaje para transmitir lo más importante que tenemos, por lo que primero a mi compañer@ de al lado y luego al grupo entero, hemos compartido nuestras palabras. Con este ejercicio, hemos conseguido llenar nuestro cuerpo de energía, tanto que la hemos podido compartir con nuestr@s compañer@ a través de las palmadas, regalándoles todo lo que significan para nosotr@s.

   El desplazamiento, tan importante para nosotr@s en las clases de Educación Física,  cobra vida, por lo que buscamos maneras diferentes de movernos por el espacio, permitiéndonos la licencia de hacerlo de manera extraña que no hacemos normalmente en público. En este momento, entran en juego diferentes consignas para mejorar la puesta en acción por medio de palmadas, en la que vamos a tener que agacharnos, congelarnos y decir en alto quiénes somos.

   En otro momento de estas clases tan intensas, divertidas y con tanto sentido para conocer todos los detalles que nos proporciona la dramatización, entra en juego la imaginación, la relajación y el vernos en otra situación que no es real, intentando sentir lo que narra Álex en una historia que nos ayuda a relajarnos gracias a una perfecta melodía que nos ayuda a meternos de lleno en la actividad. La historia decía lo siguiente: “Salimos del colegio, nos alejamos del edificio donde estamos, a lo lejos encontramos a nuestro animal preferido que nos guía a un bosque, con un claro en el que se encuentra un cofre que nos invita a abrir, donde encontramos una carta con un mensaje para cada un@, un regalo para nosotr@s. Después de disfrutar de esta situación, llegó el momento de volver a la realidad, sentir la lluvia, oler el ambiente que rodea el colegio, queremos entrar pero nuestro animal no puede venir, pero nos dice que podemos contar con él siempre que queramos, volviendo a la sala donde nos encontramos“.

   En este momento, abrimos los ojos y buscamos a otr@ compañer@ al que le vamos a contar todo lo que nos hemos imaginado, haciendo una escucha activa de lo que a mí compañero le ha pasado respondiendo a tres preguntas: ¿qué animal ha sido? ¿qué nos hemos encontrado en el cofre junto a la carta? y ¿qué mensaje nos ha transmitido?.

   Con toda esta información en nuestras cabeza, es momento de que empecemos a darle una forma animada a nuestro animal, por lo que creamos su escultura, la del animal que vi en la relajación de imaginación, con todos los detalles, como si estuviera hecho de plastilina: poniéndole color, alargando las extremidades, poniéndole pelo, plumas,… viéndolo desde lejos para ver cómo nos ha quedado y retocando los detalles que le puedan faltar antes de meternos de lleno en él y convertir nuestro aspecto en la forma que hemos creado, nos desplazamos como si fuéramos ese animal, emitimos sonidos, olfateamos, nos recostamos en el suelo,… para que, poco a poco, poder ir recobrando nuestra propia figura humana, retomando nuestra personalidad que nos caracteriza. Esto nos permite jugar con la división entre el mundo real y el fantástico, por lo que dependiendo del lugar en el que nos encontremos, nos vamos a desplazar de una determinada manera, dando vida al animal que ha creado nuestra imaginación y volviendo a la posición de ser humano que nos representa.

   Por otro lado, el emitir el sonido de nuestro animal y el mensaje que nos ha dicho al resto de la tribu tales como “sé tu mism@, no pierdas la esperanza, no odies a l@s demás, haz lo que te propongas, lucha por tus sueños, se lo que quieras,…” nos hace más fuertes y nos une más en ese sentimiento de equipo, por lo que vamos escenificando y compartiéndolo con el resto. Nos hemos dado cuenta de que en la gran mayoría de los mensajes, aparece la palabra NO por delante, hemos tenido que transformarlo en mensajes positivos donde no existe esta barrera que muchas veces nos limita y lastra.

   Este conflicto verbal, nos ayuda a entrar en la siguiente parte del taller de teatro que surge entre dos personajes donde uno quiere algo y el otro no quiere dárselo, creando una situación corporal y verbal en donde depende de la estrategia de cada uno, podrá tener lo que persigue. Cuando esto acaba, conseguimos lo que queremos, por lo que manifestamos nuestra alegría y satisfacción por lograrlo.

   Son muchas las conclusiones que podemos sacar de estas sesiones de teatro, pero con lo que me quedo es con la frase de “cuanto bueno hay para compartir con el resto“.

¿PARA QUE NOS HA SERVIDO ESTA EXPERIENCIA? SON MÚLTIPLES LAS RESPUESTAS, PUES EL CAMINO QUE RECORRE CADA UN@ ES ÚNICO Y SOLO COMPRENSIBLE POR QUIEN LLEVA OS PUESTAS LAS ZAPATILLAS QUE LO HACEN, LO QUE SI ES CLARO ES QUE LO IMPORTANTE ES CAMINAR HASTA LLEGAR A LOGRAR NUESTROS SUEÑOS.