ToD@S SoMoS oLíMPiC@S

Durante todo el mes de marzo hemos tenido la suerte de participar en el programa del Comité Olímpico Español llamado “Todos Olímpicos“, en el que de la mano de la patinadora Sonia Lafuente, las gimnastas Sandra Aguilar y Carolina Pascual, la ciclista Helena Casas y la jugadora de hockey hierba Ana Raquel Pérez nos hemos acercado al mundo del olimpismo, cuyo objetivo es difundir los valores del deporte entre los colegios del país. La gran novedad de esta edición del 2021 es que se desarrolla de manera ‘online’. Deportistas olímpicos y de máximo nivel imparten una conferencia común en seis Comunidades Autónomas.

La actividad educativa, que tiene una duración de 60 minutos en la que solo se ve y escucha a las deportistas y donde los centros educativos tienen tanto su cámara como el micrófono apagado para preservar la protección de los menores, consiste en una presentación didáctica e interactiva de 45 minutos donde conocerán, a través de las experiencias deportivas y personales de las deportistas, los valores del olimpismo y del deporte como la igualdad, el respeto, la superación, el esfuerzo y la constancia. Además, podrán conocer cómo tener hábitos saludables o la Historia de los Juegos Olímpicos y del equipo Olímpico Español.

En nuestro caso, han disfrutado de esta experiencia todo el alumnado de los niveles de cuarto, quinto y sexto de primaria, siendo el público objetivo de este proyecto y han tenido la suerte de tener una interacción directa con deportistas olímpicas, no solo conociendo su historia, si no que también han podido realizarlas preguntas a través del chat.

Después de esta primera toma de contacto con el mundo de los Juegos Olímpicos, tanto de verano como de invierno, además de los Juegos Paralímpicos, es un buen momento para seguir aprendiendo cosas sobre la mayor fiesta del deporte a nivel mundo, por ello, os invito a que os adentréis en la aventura del olimpismo con piEFcitos a través de esta presentación en la que recorreréis el mundo, de la mano de diferentes personajes, descubriendo curiosidades, anécdotas, hechos históricos,… que os harán aumentar el conocimiento sobre este apasionante mundo. Estad muy atent@s, porque para poder llegar al final, tendréis que resolver el misterio que dará la oportunidad de encontrar el tesoro mejor guardado, ¿os atrevéis a superar el reto?

Por último, no podemos dejar pasar la oportunidad de recordaros que este año en la edición del proyecto de eL CaMiNo De piEFcitos, tenemos como objetivo transversal conocer todo lo relacionado con los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, por ello tenemos una serie de cromos que vamos adquiriendo con el paso de nuestro recorrido por las diferentes Comunidades Autónomas. A continuación, os dejo el acceso a todos los cromos que hemos elaborado que se dividen en tres categorías: leyendas, sedes y olímpic@s y paralímpic@s español@s, para que puedas seguir conociendo más información sobre todo lo que rodea al olimpismo.

Todos los cromos tienen un código QR incrustado para que puedas tener acceso a información, en forma de vídeo, que te ayudará a seguir construyendo el aprendizaje y conseguirá impregnarte de todos los valores que rodean a la práctica deportiva,

¿a qué esperar para hacer un@ expert@?

HoY VieNeN a DiVeRTiRSe CoN NoSoTR@S… DaViD Y ViRGiNia.

Hoy, 26 de febrero de 2021, acabamos el mes de una manera muy especial, no solo por adelantarnos a la celebración del Día de las enfermedades raras que tendrá lugar el próximo domingo, si no porque hemos tenido la suerte de vivir una experiencia inolvidable, de esas que te ponen la piel de gallina y guardas con mucho cariño en un lugar especial del recuerdo, de esas que siempre pondrás como ejemplo en las conversaciones con tus amig@s, de esas que dan sentido a la vida y refuerzan el sentimiento de aprovecharla hasta el más mínimo detalle, pues hoy hemos tenido la suerte de contar con la visita de David y Virginia, dos deportistas, gimnastas, pero ante todo, dos personas en mayúsculas, que han provocado una explosión de emociones en tod@s y cada un@ de nosotr@s que hemos tenido el privilegio de compartir esta experiencia tan enriquecedora, tan inclusiva y con tanto mensaje positivo.

¿QUIENES SON VIRGINIA Y DAVID?

David Gómez (Las Palmas de Gran Canaria, 1997), a quien en casa nunca le dijeron que no podía hacer eso o lo otro o lo de más allá, quien lo fue descubriendo sobre la marcha, cayéndose una y mil veces y levantándose mil y una. De tan pocos límites que veía en casa, se convenció de que podía hacerlo todo. Ah, se me olvidaba comentar que David tiene un problema en la médula espinal, su movilidad de cintura para abajo es prácticamente nula.

Esta malformación de nacimiento le ha hecho ser mucho más consciente, desde el principio, de lo que podía o no podía hacer. Eso no le ha impedido superar una Spartan Race, realizar cualquier tipo de deporte, estudiar su licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, acabar la San Silvestre Vallecana o convertirse en el primer deportistas con discapacidad en participar en una competición de gimnasia artística con gimnastas que no tienen ningún tipo de discapacidad, dejando las muletas al lado del potro con arcos, e impulsándose con la fuerza de sus brazos para lograr acabar su ejercicio.

Huye de que se le catalogue como un superhéroe. Tiene la suerte de hacer lo que le gusta, y no sabe hacerlo de otra manera. Cuando quiere hacer algo hay pocas cosas que le frenen. Porque tiene miedos, como todos, aunque le cueste encontrarlos, pero ante la pregunta de si, ¿hay algo que no pueda hacer? él responde sonriendo, que lo único que no puede es doblar la rodilla.

Una de las cosas que nos ha contado es que le encantaría ver algún día a olímpic@s y paralímpic@s compitiendo los mismos días y las mismas pruebas. Ahora con la inclusión en boca de todo, este sería el siguiente paso, que dejara de existir la segregación deportiva. Pero es difícil por la reglamentación, por no sería imposible. El otro factor que debería cambiar está en la cabeza, todavía hay un estigma. Las miradas de “pobrecito” existen. Es importante no caer en la sobreprotección. No pongamos límites a aquellos que no se los ponen solo porque nosotr@s tengamos miedo.

Virginia Navarro (Madrid, 1966), a quien su madre decidió que gastara todas las energías que tenía en la calle en un deporte, tuvo la oportunidad de descubrir la gimnasia artística con la edad de 4 años y fue mejorando, superando retos y alcanzando éxitos en los diferentes campeonatos de España, europeos, mundiales, Juegos del Mediterráneo, hasta lograr competir en la mayor fiesta del deporte a nivel mundial, como son los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles, representando a España.

Actualmente Virginia es entrenadora de gimnasia artística en Aluche y nos ha hablado de todos los valores que recoge la práctica deportiva: superación, compañerismo, perseverancia, lucha,… pero también nos ha hablado de la parte más difícil de la práctica del deporte a nivel profesional: lesiones, horas de entrenamiento, frustraciones,… que son complementarias e inherentes a la propia experiencia personal, pues hay que ponerlos en una balanza y sopesar si seguimos disfrutando con ello, si nos sigue removiendo algo en nuestro interior que nos haga levantarnos tras una caída y volverlo a intentar, pues la única manera de lograr hacer algo que, a priori, vemos imposible.

Además, nos ha traído parte de sus recompensas al esfuerzo y dedicación deportiva, como son las medallas y las diferentes mascotas olímpicas, teniendo con mucho cariño al “tío Sam” y su medalla olímpica como representante del equipo español en los Juegos Olímpicos de 1894, en Los Ángeles, ciudad de los Estados Unidos. Por encima de todos estas medallas, nos ha dicho que la verdadera recompensa es haber sido capaz de lograr todo aquello que ha logrado, teniendo una satisfacción personal mucho más grande que el valor que puedan tener los trofeos, pues al fin y al cabo, lo emocional siempre permanece y nos hace seguir creciendo.

Hoy ha sido uno de esos días en los que la labor docente cobra sentido, de esos en los que te das cuenta de que merece la pena tantas horas de dedicación, tantos “problemas” que solventar, tantas situaciones complicadas que nos podemos encontrar en el propio desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje, pues gracias a días como el de hoy, gracias a personas como Virginia y David, hemos logrado que el alumnado integre en sus vidas una experiencia inolvidable que les ayudará a seguir creciendo como personas, a ver la vida desde otro punto de vista y a creer en ell@s, pues sus límites tan solo se encuentran en su mente y hoy hemos logrado agrandar esa línea y cargarles de motivación para afrontar todos aquellos sueños que son capaces de tener.

Como dice Albert Espinosa, CREAR y CREER están a una sola letra de distancia, CREED EN VOSOTR@S, EN VUESTRAS POSIBILIDADES, OBVIAR LAS DIFICULTADES Y AFRONTAR LOS PROBLEMAS CON LA SEGURIDAD DE QUE TODO SE CONSIGUE, con tiempo, dedicación, sacrificio,… pero hoy nos han demostrado que LA VIDA ES MARAVILLOSA y tiene mucho por enseñarnos, tan solo debemos CONFIAR EN QUE LO VAMOS A CONSEGUIR.

eDuCaNDo De iGuaL a iGuaL eN eL HaMBRe CeRo

En esta edición de eL CaMiNo De piEFcitos hemos incorporado contenidos transversales como los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la ONU para el año 2030, a medida que vamos avanzando en nuestro camino. Estos contenidos transversales son una apuesta del equipo docente del proyecto por otorgar al alumnado aprendizajes significativos y emocionales, de los que dejan una semilla y, con el paso del tiempo, se verán brotes verdes en la conciencia y manera de actuar ante diferentes situaciones que se puedan encontrar en sus vidas, en su día a día, en su propio desarrollo personal y profesional.

Durante estas últimas semanas, hemos dedicado dos sesiones, entre nuestro propio ritmo de proyectos planificados para este primer trimestre, a trabajar el ODS 2, relacionado con el Hambre Cero, tras recorrer la Comunidad Autónoma de La Rioja y, por otro lado, el ODS 4, haciéndolo coincidir con el Día contra la Violencia de Género, relacionado con una Educación de Calidad e Igualitaria, al disfrutar de los parajes del Principado de Asturias. A continuación, detallamos qué ha ocurrido en nuestras sesiones de Educación Física:

Durante esta sesión, hemos empezado leyendo el microrrelato con el que nos hemos metido de lleno con la temática del HAMBRE CERO, como es el siguiente:

Esta es la historia de dos pueblos enfrentados por la recolección de comida. Uno de ellos, utilizaba el bosque para recoger las frutas y hortalizas necesarias para su alimentación. El otro, navegaba por el río en busca de peces para poder solo alimentar a los habitantes de su comunidad.

Quien recolectaba en el bosque, se quejaba de que a su paso con las barcas, echaban a perder los frutos caídos al suelo y estropeaban la tierra donde se cultivaban las hortalizas.

Quien pescaba en el río, se enfadaba cuando los árboles frutales tenían sus ramas por encima del agua y dejaban caer sus frutos y ramas, espantando a los peces y complicándoles la labor de alimentar a sus familias.

Ninguna de las dos tribus se había parado a pensar nunca en que podían unir fuerzas y tener una dieta más saludable, nutritiva y alternativa, si combinaban ambos tipos de alimentos.

Un día cualquiera, de una época del año cualquiera, llegó un gran temporal, con vientos y lluvias muy intensas, tanto que duraron horas, dejando los cielos oscuros, cayendo agua como si de cascadas se tratase y levantando viento como si las turbinas de un avión estuvieran funcionando a pleno rendimiento. Cual fue la sorpresa que cuando todo pasó, los árboles se llenaron de peces y en el río solo se veían frutas y hortalizas.

Cada una de las tribus solo sabía pescar o recolectar sus alimentos, por lo que ahora mismo estaban en una situación en la que o buscaba una solución o ambos pueblos se morirían de hambre. En ese momento, dos niños de pueblos diferentes se pusieron a jugar, mostrando el camino de la comunicación y colaboración entre ambas aldeas. Uno le enseñó a bucear y el otro le enseñó a trepar. Desde ese momento, ambos pueblos comenzaron a cultivar las tierras, a pescar en el río y crearon una dieta basada en alimentos nutritivos y variados, además de aprender que la unión hace la fuerza.”

La historia nos ha hecho reflexionar sobre el tema y decidir si nos identificábamos con una tribu u otra. En este momento, tras el reparto del alumnado en las diferentes familias, hemos jugado a RÍO y BOSQUE, diciendo una de la dos palabras y escapando a nuestro pueblo de la otra tribu. Si nos cogen, cambiamos de tribu. En esta dinámica, nos da igual que una familia empiece con más integrantes que otra, pues a medida que se van sucediendo las partidas, se van cambiando de aldea, lo que hace que se equiparen las fuerzas entre ambas. Vamos cambiando la posición inicial previa a la carrera poniéndonos de frente, de espaldas, en la posición del flamenco (brazos estirados hacia arriba, a la pata coja y la otra pierna apoyada en la rodilla de la pierna que está en contacto con el suelo),… múltiples maneras que hacen más difícil la atención. Además, podemos ir diciendo otras palabras parecidas para comprobar que están atent@s, incorporando diferentes frases que en algún momento dado salga una de las dos palabras, manteniéndoles en todo momento concentrad@s.

Con el juego entre niñ@s, las tribus se dan cuenta de que el trabajo en equipo es mejor para mejorar su alimentación. Decidimos llenar nuestro banco de alimentos, que en nuestro caso era el círculo central, con todas las hojas que encontramos, así podremos soportar las duras condiciones del invierno, ¿será suficiente? Hacemos diferentes rondas, pues vamos viendo que existen diferentes perfiles en el grupo: aquell@s que van lent@s sabiendo que el trabajo lo harán l@s demás, aquell@s que optimizan el esfuerzo y van a su ritmo pero de una manera constante y, por último, aquell@s que van a darlo todo, consiguiendo el mayor número de hojas. Tras estas reflexiones, conseguimos que tod@s logren ser de este último tipo, llenando el banco de alimentos y viviendo una situación de trabajo en equipo, pues solo llegarán más rápido, pero junt@s llegarán más lejos.

Haciéndolo coincidir con el Día contra la Violencia de Género, la Educación Física con piEFcitos se tiío de morado y con ello, nos concienciamos en erradicar esta lacra, además de trabajar, una experiencia educativa en valores relacionada con una Educación de Calidad e Igualitaria.

Antes de empezar, me gustaría que le dedicarais unos minutos a leer este microrrelato que está relacionado con el contenido de la sesión que detallaré más adelante:

Martina y Enzo eran dos hermanos que vivían en un recóndito pueblo rodeado de montañas en un remoto país. Cada día y a pesar de las inclemencias del tiempo, debían recorrer 12 kilómetros a pie o corriendo por senderos y caminos entre dichas montañas para poder llegar al pueblo más cercano en el que había colegio. Lo hacían con enorme ilusión y motivación, pues para ellos, esa era la única forma de poder aprender.
Ellos, contaban con el apoyo de sus padres, sin embargo, otros niños de su mismo pueblo, se quedaban en casa ayudando a sus familias en las tareas domésticas o agrícolas, sin tener la posibilidad de ir al colegio. En definitiva, Martina y Enzo sabían que tener un futuro mejor pasaba por ir a la escuela, por eso hacían grandes esfuerzos para no perderse ni una clase.
Un hermoso día soleado, cuando iban de camino al colegio, se encontraron por casualidad por unos de los angostos senderos con un profesor de Educación Física apasionado del mountain bike que se había desplazado a la zona a recorrer una de las diversas y bellas rutas de aquel escarpado lugar.
Al encontrarse con los niños portando sus mochilas por aquel camino tan abrupto, quedó un poco sorprendido y de inmediato detuvo su marcha para hablar con ellos. Los niños le contaron que se dirigían a la escuela al pueblo más cercano ya que en su pueblo no tenían medios para desplazarse ni recursos para estudiar o aprender. Tras una amigable charla, se despidieron y continuaron sus caminos.
Pero aquella historia llegó al corazón del profesor y removió su conciencia. No podía entender cómo un derecho tan accesible y cotidiano para la mayoría de niños del mundo como era ir a la escuela para otros suponía un privilegio y un desafío diario. Entonces, decidió que debía hacer algo para cambiar esa situación y desigualdad y garantizar el acceso al aprendizaje de los niños de aquel remoto pueblo.
Sin pensarlo dos veces, visitó el pueblo de los niños y habló con el alcalde de la localidad. Le transmitió su deseo e intención de dar clase a todos los niños del pueblo para que no se tuviesen que desplazar entre las montañas con el peligro que ello conllevaba. El alcalde quedó muy entusiasmado y agradecido con la idea y la transmitió a todas las familias para obtener el compromiso de que llevarían a sus hijos a la escuela. Y así fue. Acondicionaron la vieja casa de la cultura del pueblo y la convirtieron en su nuevo colegio con libros, mesas, sillas, patio de juegos y con el tiempo tendrían hasta pizarra digital y acceso a internet. Por fin, Martina, Enzo y los demás niños y niñas del pueblo pudieron ir al colegio y aprender en las mismas condiciones que el resto.
El profesor, por su parte, recorría todos los días desde su pueblo esos caminos y senderos escarpados en su
mountain bike con la mochila cargada de vocación, ilusión y ganas de enseñar para hacer realidad el sueño de aquellos niños: poder estudiar y tener un futuro mejor y la convicción de que con aquel pequeño gesto estaba cambiando su mundo.

Esta historia de Martina y Enzo es la historia de much@s alumn@s que, por diferentes circunstancias, deben hacer un gran esfuerzo para seguir estudiando, incluso, yendo a escondidas para poder disfrutar de una clase para descubrir nuevos horizontes y explorar nuevos conocimientos que integrar en su día a día. Esta historia, marca el inicio de una experiencia de las que llegan, de las que no se olvidan, de las que enseñan por encima de la memoria, esta historia pertenece a los contenidos que llevamos con nosotr@s en nuestro historial de vida.

El alumnado se encontró 5 zonas marcadas por un ladrillo de color que representaban cada una de las etapas educativas que, por vivir en España, tienen la suerte de recorrer para poder cumplir sus sueños. En cada etapa, tenían que hacer un movimiento con la comba autoconstruida.

Organizados en equipos, cada uno en una etapa educativa diferente, iban realizando los retos propuestos (saltar hacia delante, hacia detrás, realizar un giro completo, alternar el salto con cada una de las piernas, saltar mientras realizamos una carrera,…) y, a la señal de cambio, se dirigían a un nuevo bloque para afrontar nuevas pruebas. En cada etapa, había papeles del revés, que no utilizaríamos hasta el último cambio.

En el último cambio, se les propuso que, antes de moverse, cogieran uno de esos papeles, lo leyeran de manera individual sin enseñárselo a nadie, haciendo lo que les pusiera. Había mensajes positivos como “Enhorabuena, puedes seguir estudiando y pasar de etapa educativa”, pero también había mensajes negativos como:

“Eres chica, no puedes seguir estudiando” 
“Tienes discapacidad y no te admiten en ningún centro educativo”
“Tu escuela ha sido bombardeada”. 

Las caras y gestos hablaban por sí solos, florecieron emociones como la injusticia de no poder seguir saltando mientras otr@s si lo hacen, la rabia por haber sido apartado del juego,… que luego compartimos en asamblea, poniendo ejemplos reales de los papeles que les habían aparecido pues, aunque esta dinámica haya sido una experiencia, desgraciadamente para much@s niñ@s su propia situación personal les hace vivir con estas injusticias que les separan de un desarrollo pleno a través de la educación, arrebatada por ser chica, por ser discapacitad@, por vivir en un país en guerra o, por el simple hecho, de no gozar de los recursos suficientes para poder estudiar.

Aprendizajes a través del juego que crean experiencias únicas e inolvidables, que llegan a tocar la fibra y mejorar la comprensión del mensaje que les queremos transmitir. experiencias que ayudan a remover conciencias, valorando lo que tienen y aprendiendo a sacarle el máximo provecho a todas las posibilidades que les brinda la suerte de vivir en el lugar donde viven.

Muchas gracias a los equipos docentes de las comunidades autónomas de la rioja y de asturias por regalarnos estas actividades, seguiremos proponiendo la consecución de actividades en valores para complementar el trabajo propuesto en la mejora de los hábitos de vida saludable a través del camino de piefcitos.

HéRoeS 2.0: La eRa DeL CaoS

   Y llegó el final del mes de noviembre y con él dio comienzo la nueva aventura de nuestros héroes y heroínas del Universo Aglaia, protagonistas de la primera parte que realizamos a lo largo del curso pasado, en el que empezamos inmersos en un mundo destruido por el caos y acabamos unid@s en tribus, trabajando en equipo y logrando transferir la importancia de nuestro valor a la sociedad y a los futuros héroes y heroínas que seguirán nuestro camino.

   Con la experiencia vivida, se fueron recogiendo datos y creando material que han servido para seguir dando forma al proyecto fuera de las aulas con la creación de diferentes líneas de trabajo en el ámbito de la cultura como están siendo la creación de un libro y un videojuego, objeto de nuestra primera misión en esta segunda parte del proyecto llamada La eRa DeL CaoS.

   Beatriz Iranzo, como diseñadora del proyecto, llegó al colegio con una idea clara que nos transmitió partiendo del visionado de este videojuego que se llama GRIS, diseñado por una empresa española, que iba a marcar las líneas de trabajo de las diferentes tribus:

   Tras ver el vídeo, teníamos una misión muy clara: cada tribu debía generar una pantalla del futuro videojuego del uNiVeRSo aGLaia, por lo que tenían que demostrar ¿qué valor eran? ¿Qué significaba dicho valor para la tribu? ¿Con qué objeto lo podían asemejar? ¿Qué color podía tener? Información que íbamos a recoger sobre una cartulina que luego serviría como boceto para que el equipo de diseñadores, a través de las descripciones de cada pantalla creada por cada tribu, sea capaz de transformarlo en un diseño digital y, en consecuencia, en cada una de las pantallas que tendrán que pasar l@s jugadores para conseguir encontrar los valores perdidos tras el caos. Cada pantalla necesita ubicarse en un lugar en concreto, con unos elementos que le den sentido, así como una serie de pruebas que deba pasar desde que se entra hasta que se logra salir,… es por ello por lo que las tribus contaban con una tablet para buscar información sobre su valor, así como pudieron trabajar en equipo para juntar las ideas de su imaginación que tenían que darle forma y plasmarlas en cada cartulina.

   El resultado ha sido magnifico, han salido unas propuestas muy interesantes que estamos convencidos de que van a ayudar mucho a los diseñadores para darle forma al videojuego, por lo que cada una de esas pantallas tendrá la esencia de los héroes y heroínas del colegio, demostrando que son un hervidero de creatividad, siendo leales a sus ideas, mostrando coraje para superar cualquier prueba, empatizando con cada situación para dar lo mejor de sí mismo siendo just@s y conscientes de que lo mejor está por llegar con la esperanza de que lo crearan con sus maravillosas y privilegiadas mentes intuyendo de que el futuro está en sus manos.

CONTINUAMOS EDUCÁNDONOS EN VALORES A TRAVÉS DE ESTA EXPERIENCIA QUE ESTÁ CAMBIANDO NUESTRA FORMA DE VER LA EDUCACIÓN