SaLTa, BaiLa y MuéVeTe CoNTRa La oBeSiDaD iNFaNTiL

   Durante estos días atrás ya os hemos ido informado de la iniciativa, surgida en el equipo del proyecto del CaMiNo De piEFcitos que lucha contra la obesidad infantil a través del fomento de los hábitos de vida saludable, que hemos llamado SALTA, BAILA Y MUÉVETE CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL.

   Como bien sabéis, a lo largo de este curso y gracias al proyecto nos hemos marcado el reto de luchar contra la obesidad infantil a través de la incorporación en nuestras rutinas de hábitos de vida saludable, por esos el pasado jueves 12 de noviembre que se celebra el Día Mundial contra la obesidad infantil, nos hemos sumado a esta campaña en la que buscamos que por medio de un salto a la comba, bien de manera individual o más divertida de manera colectiva, tod@s nos concienciemos de la importancia que tiene la práctica de actividad física en estos momentos para alejar de nuestras vidas este mal tan extendido, por desgracia, entre nuestr@s pequeñ@s. 

Pero, ¿POR QUÉ SE CELEBRA EL DÍA MUNDIAL CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL?

   Esta efeméride busca concienciar a las personas sobre el terrible daño que conlleva para el organismo una dieta alta en grasa y azúcares, dieta que a decir verdad, es una de las más populares y propagadas por todo el mundo.

   Según datos de la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Es más, se estima que desde 1975 esta enfermedad se ha triplicado, logrando que en 2019, 1900 millones de adultos la padeciesen así como 340 millones de niños y adolescentes.

   La única manera de prevenir la obesidad es llevando una dieta alimenticia mucho más sana y no apostar por la conocida comida rápida, que posee todos los elementos para generar obesidad mórbida, tal y como pudimos mejorar este aspecto con la lectura de las etiquetas de los alimentos.

   Además de una buena alimentación, es necesario que las personas tengan una rutina de ejercicio que les permita evitar la acumulación de grasa producto del sedentarismo.

¿CÓMO LO HEMOS CELEBRADO EN EL COLEGIO?

La semana pasada, enviamos a las familias a través de nuestro canal de Telegram dos retos relacionados con esta campaña, que debían ser enviados a la dirección de email carlos.chamorro@educa.madrid.org. Estos retos tendrían una recompensa a nivel de kilómetros saludables para el recorrido de cada grupo, por lo que esto fue lo que se les pidió:

  • Por un lado, CREAR UNA COMBA CON MATERIAL RECICLADO (consiguiendo 5 kilómetros por cada una de ellas), bien podía ser con bolsas de plástico, con papeles de periódico,… a través de estos vídeos del Doctor Antonio Mendéz-Giménez, especialista e investigador del modelo pedagógico con material autoconstruido, o con cualquier otro material que pudieran tener en casa, que nos permitiera seguir trabajando el desarrollo sostenible y conservar el medio ambiente.
  • Y, por otro lado, REALIZAR LA COREOGRAFÍA DE JERUSALEMA en familia (consiguiendo 25 kilómetros por cada vídeo), teniendo en cuenta que cada nivel tenía un vídeo diferente, en función de su dificultad, para provocar que se movieran, bailaran y, todo ello, en familia para compartir estos momentos divertidos, saludables y activos entre tod@s l@s que formamos la unidad familiar. A continuación, os dejo los diferentes vídeos propuestos, desde 4º de Educación Primaria (coreografía con pasos de baile), de Educación Primaria (rayuela africana con aros) y 6º de Educación Primaria (coreografía con comba). Todas ellas, nos van a venir muy bien como toma de contacto con el siguiente proyecto de Educación Física que veremos en las próximas semanas relacionadas con la coordinación y el ritmo.

Todavía podéis seguir superando los retos, enviando vuestros evidencias y sumando kilómetros saludables, es la mejor manera de continuar provocando una mejora en nuestra vida activa y luchando contra la obesidad infantil, tal y como se muestra en el siguiente vídeo:

   Durante la jornada escolar, hemos estado saltando a las combas autoconstruidas con material reciclado en las diferentes sesiones de Educación Física. El plato principal ha llegado a la hora del recreo, donde tod@s con nuestras combas y al ritmo de la música, hemos vivido un patio diferente, lleno de actividad física, de ritmo, de salto, de movimiento,… en definitiva, hemos recuperado el color perdido debido a la situación de pandemia que vivimos, creando un punto de inflexión que nos ayudará a seguir mejorando y no dejarnos vencer por esta situación, pues le plantaremos cara SALTANDO, BAILANDO y MOVIENDONOS contra la obesidad infantil.

JUNT@S PODEMOS GENERAR EL CAMBIO QUE LA SOCIEDAD NECESITA RELACIONADA CON ESTOS HÁBITOS DE VIDA SALUDABLE, SI CADA UN@ SUMAMOS Y APORTAMOS NUESTRO GRANITO DE ARENA, SEREMOS CAPACES DE DARLE LA VUELTA A LA SITUACIÓN ACTUAL Y QUE EL DÍA DE MAÑANA NO HAGA FALTA HACER ESTE TIPO DE INICIATIVAS PORQUE EL PROBLEMA HA DESAPARECIDO.