ToCaMoS eL CieLo eN eL CaNCHo De La CaBeZa

   Arrancamos nuestras salidas al medio natural para no faltar a nuestra cita con los contenidos relacionados con nuestro área y con la asignatura de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.

   Este año, durante la primera semana completa del mes de noviembre con l@s peques de 5º y 6º de Educación Primaria, el sitio elegido ha sido los Montes del Berrueco, en la sierra de Madrid, muy cerca del pueblo de Patones de Abajo y Torrelaguna, donde vamos a vivir una experiencia única con la coronación de uno de los puntos geodésicos que se encuentran en nuestra provincia.

   Con tod@s l@s peques con sus mochilas listas, almuerzos saludables y sostenibles y después de haber ido al servicio antes del trayecto en autobús, nos subimos al mismo con las energías al máximo para pasar un día en el campo lleno de aventuras, a las que piEFcitos se unió a nosotr@s para compartir sonrisas, alegrías y canciones durante el camino:

   Una vez llegamos al pueblo de Patones de Abajo, estaban esperándonos Félix y Esperanza, del Aula de Naturaleza de Torrejón de Ardoz, que se subieron al autobús para ir al inicio de la ruta adentrándonos un poco más en la sierra, con los que haríamos todo el recorrido por este paraje natural que se encuentra a unos 75 minutos de la puerta del colegio.

   Al bajarnos del autobús, cogimos nuestras mochilas y cruzamos una carretera supervisada por FéLiX y el profe Carlos, para acceder a una subida que nos llevaría hasta el punto inicial de la ruta, donde había un albergue juvenil regentado por la Diócesis de Alcalá, aprovechando para comernos el almuerzo que nos daría la energía suficiente para afrontar la senda que nos llevaría a lo alto de la montaña.

   Con el estómago lleno y explicadas las normas del recorrido que ya sabemos de años anteriores (sin salirse del camino, controlando el tono de voz, llevar las manos libres, no tirar basura al suelo porque no se puede comer ni beber durante el recorrido y, lo más importante, NO DEJAR DE SONREÍR) comenzamos a adentrarnos en este mundo natural que nos iba a deparar muchas sorpresas que os iremos contando a medida que avancemos en esta entrada, con una subida durante el primer tramo de la ruta que iba a exigirnos lo mejor de nosotr@s, aunque con las paradas programas y los descansos, lo hemos superado sin ningún problema. Una de las sorpresas que nos tenía preparada la ruta, era la vista de la presa del Atazar desde lo alto, en forma de “U”, además de conocer el pequeño pueblo que da nombre a la presa y es el último de la Comunidad de Madrid antes de llegar a Guadalajara, donde hay unos ocho alumn@s que se quedan incomunicados todos los años en época de nieves por quedar bloqueada la carretera que da acceso al mismo.

   Uno de los retos que nos propusimos antes de empezar la senda, relacionada con uno de los ejes del proyecto del CaMiNo De piEFcitos como es el desarrollo sostenible, por lo que aprovechando las bolsas de papel reutiliza el que nos dieron con los almuerzos, teníamos la misión de llegar al final con ellas vacías, pues eso indicaría que no nos habíamos encontrado nada por el camino que no fuera natural y que no hubiera sido tirado por el ser humano sin respetar el medio ambiente y sin cumplir las pautas de reciclaje de residuos. Al ver las fotografías, podéis ver el resultado de nuestra experiencia de concienciación medioambiental en este sentido, pues las caras de asombro al encontrarnos papeletas electorales, latas de conservas, paquetes de tabaco,… que no comprendían que eso pudiera haberlo tirado la gente en ese lugar tan natural como el que nos encontrábamos, aunque es verdad que es una zona de difícil de acceso y no hemos encontrado mucha basura.

   Durante todo el recorrido hemos podido descubrir diferentes arbusto y árboles de alta montaña que son característicos de este paraje natural como las pinos silvestres, los fresnos o los pinos autóctonos que poco a poco van ganándose paso a medida que se caen los que fueron plantados por el hombre en la zona y, debido al viento y la fragilidad de sus troncos, van cayendo en cadena provocando el efecto “domino”. Además hemos podido comprobar las diferentes capas de la tierra hasta la capa madre, observando que los pinos silvestres tienen muy poco espacio para sujetarse con sus raíces, que crecen en horizontal y pueden llegar a medir diez veces la longitud de su tronco.

   Hasta ahora la ruta ha sido en subida, hasta llegar a una zona alta de arbustos que nos acercaba a nuestro destino. En este momento y para aumentar la sorpresa de nuestro camino, nos colocamos en fila y, agarrados al compañer@ de delante y con los ojos cerrados, accedimos al lugar donde veríamos por primera vez nuestro destino, lo alto del Cancho de Cabeza.

   Tras la emoción del momento de ver nuestro destino, pudimos ver un antiguo refugio utilizado por los pastores cuando pastoreaban a sus rebaños de ovejas, además de observar la magnitud del embalse del Atazar, que abastece de agua a toda la población de la Comunidad Autónoma de MaDRiD, es decir, a casi 8 millones de madrileños y madrileñas.

    Dejando nuestras mochilas en este lugar, comenzamos el último tramo de nuestra ruta para llegar a este punto geodésico que nos dará la sensación de llegar a lo más alto de un pico, teniendo una vista de 360° de toda la sierra, pudiendo ver a lo lejos las torres que se encuentran en la antigua ciudad deportiva Del Real Madrid en la zona de plaza Castilla. Aquí arriba, no se escucha ni un ruido y el oxígeno es puro, pudiéndonos sentir tan libres como si fuéramos pájaros. Pero este lugar nos tenía preparada otra sorpresa, una que no podías esperar y que guarda mucha relación con las épocas estivales de final de año en las que nos juntamos en familia y damos la bienvenida al nuevo año, tal y como podéis ver en alguna de las imágenes del siguiente reportaje.

   Después de un largo día de aventura y deshaciendo el camino que nos llevó a lo más alto de la montaña, llegó el momento de la comida.

   Sumamos una nueva experiencia a nuestro historial de vida, además de servirnos para sumar kilómetros a cada una de las clases en esta actividad física puntual en el medio natural que aporta 5 kilómetros por cada alumn@ que ha participado en la salida. También, uno de los días de excursión ha coincidido con la celebración del Día Mundial de la Obesidad Infantil, por lo que nos hemos sumado a la campaña de DA UN SALTO CONTRA LA OBESIDAD INFANTIL, realizando nuestros saltos en este medio natural.

   Llenamos un buen saco de ellos que nos acercan a la siguiente provincia para descubrir su provinciala y el vídeo del centro educativo que nos espera en nuestro proyecto del camino de piEFcitos.

MUCHAS GRACIAS CHIC@S POR ENSEÑARME A DISFRUTAR DE ESTE TIPO DE ACTIVIDADES EN EL MEDIO NATURAL A TRAVÉS DE VUESTRAS SORPRESAS, SONRISAS Y GANAS DE APRENDER DE UNA MANERA DIFERENTE TODO LO QUE EL ENTORNO QUE NOS RODEA TIENE PREPARADO PARA NOSOTR@S.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s