NoS CoNVeRTiMoS eN SLaCKLiNeRS

   Durante estas semanas, hemos realizado un proyecto que se llama SLaCk ¿Qué? SLaCKLiNe para poder mejorar nuestras habilidades perceptivo-motrices como el equilibrio a través de una práctica deportiva muy extendida en los últimos años como es el slackline, a través de un taller impartido por Carlos, Matías y Rodrigo de la Asociación Mad Primates Slackline, donde hemos descubierto todos los secretos de este deporte acrobático, por medio de sus ideales y valores que están totalmente alejados de lo que la sociedad piensa de ello al escuchar hablar que se realiza sobre una cuerda floja y se asemeja a la práctica circense del funambulismo, pues no se corresponde con todo lo que estamos aprendiendo durante nuestras sesiones.

   Antes de empezar a realizar las sesiones del taller, había que preparar el material necesario para poder realizar slackline, por lo que las poleas, las cuerdas y líneas se deben agarrar a las columnas para que den cierta estabilidad y mejoren nuestro movimiento para mejorar nuestro equilibrio. Menos mal que de eso se encargaban Carlos, Matías, Rodrigo y el Profe Carlos que lo tenían todo preparado antes de empezar y lo quitaban en tiempos de recreo para evitar obstaculizar el desarrollo del juego libre en esos momentos pedagógicos:

¿QUÉ HEMOS HECHO EN LAS SESIONES DEL PROYECTO?

   En la primera sesión del taller nos explicaron quiénes eran y de dónde venían, además de darnos información sobre su asociación y cuáles eran los objetivos que pretendían conseguir con nosotros, mostrándonos su total confianza en superar todos los retos que nos tenían preparados:

   Una vez terminada su presentación, necesitábamos poner el cuerpo en acción y movimiento para activarlo y hacerle entrar en calor, pues sobre la cuerda le vamos a exigir una serie de movimientos que requieren un calentamiento específico, que haríamos durante todo el proyecto. Cada una de las sesiones ha estado enfocada a la mejora de la posición corporal para controlar el equilibrio de nuestro cuerpo sobre la línea de slackline, con una progresión y secuenciación muy interesante, para ir metiéndonos de lleno poco a poco en ella, sin que se nos escape ningún detalle de todo lo que trae consigo, realizando un calentamiento lleno de movilidad articular y actividades de activación para entrar en calor:

   Además de este calentamiento, durante las tres primeras sesiones hemos realizado diferentes actividades para mejorar el equilibrio en diferentes situaciones y utilizando varios materiales como han sido equilibrio sobre ladrillos, actividades con pelotas de tenis, ejercicios de carretilla y pata coja,… y, por otro lado, ejercicios sobre las diferentes líneas montadas en las que teníamos que hacer un movimiento o postura diferente que nos ayudaban a coger sensaciones de cara a ponernos sobre ella e intentar cruzarla, tal y como podéis observar en el siguiente reportaje fotográfico:

   Las sesiones han sido totalmente prácticas, donde hemos ido conociendo y vivenciando los diferentes movimientos corporales básicos que engloban a esta disciplina física que radica en utilizar el cuerpo para equilibrarlo sobre un material inestable como es la cuerda, moviéndonos sobre ella utilizando todos y cada uno de los trucos que nos han mostrado a lo largo del taller.

   Con el cuerpo preparado, tan solo nos queda descubrir los diferentes movimientos básicos que forman parte del slackline, que hemos ido realizando de manera progresiva de lo más sencillo a lo más difícil, incorporando lo aprendiendo en la sesión anterior a lo nuevo que íbamos a aprender, realizando diferentes actividades que se iban complicando a medida que se va desarrollando la sesión, así cómo utilizando diversos recursos corporales que nos acercan a una situación real de práctica en un ambiente urbano como pueda ser sobre una cuerda atada a dos arboles dentro de un parque. La progresión que hemos tenido a lo largo del taller ha sido la siguiente:

  • CAMINAR SOBRE LA LÍNEA CON AYUDA DE LA GUÍA

MANTENERNOS EN EQUILIBRIO SOBRE LA LÍNEA SIN MOVERNOS

CAMINAR SOBRE LA LÍNEA CON APOYO DE DOS COMPAÑER@S A AMBOS LADOS

CAMINAR SOBRE LA LÍNEA SIN AYUDA

REALIZAR DIFERENTES TRUCOS ESTÁTICOS SOBRE LA CUERDA

   Pero el taller no se ha quedado aquí, pues nos tenía preparadas dos sorpresas que iban a servir para dejar el mejor sabor de boca y ofrecernos una visión más amplia de lo que es esta práctica deportiva que nos ha enganchado de principio a fin, llevándonos a limites insospechados y nos ha hecho conseguir movimientos que pensábamos que jamas seríamos capaces, pues con confianza y con práctica todo es posible.

   Por un lado, Carlos y Rodrigo nos brindaron un espectáculo sin igual durante el tiempo de recreo, montaron una línea más alta de las que estábamos acostumbrados a utilizar y realizaron acrobacias sobre la cuerda en la modalidad de trickline, dejándonos con la boca abierta y viendo la cantidad de trucos que se pueden hacer sobre la cuerda con práctica y dedicación. Fue una exhibición de treinta minutos en los que pudimos ver posturas de todo tipo, mortales hacia detrás, entradas y salidas espectaculares,… todo ello cumpliendo con las medidas de seguridad necesarias para este tipo de prácticas deportivas que conllevan un riesgo de caída.

   Y, por otro lado, las últimas sesiones del taller las hemos llevado al parque que hay al lado del colegio, montando las cuerdas en los árboles y adentrándonos en una situación diferente que lo hacía más real, aunque estábamos haciendo los mismos movimientos que estábamos acostumbrados a hacer dentro del porche de columnas del colegio. Esta experiencia nos ha acercado a una situación más cerca de la realidad en la que entrenan l@s slackliners, en la que el ambiente era diferente, con más estímulos que lo hacía más complicado y nos ha exigido dar el máximo de nosotros para vencer todas las actividades propuestas.

  Uno de los últimos días de taller, ha coincidido con la celebración de Halloween, por lo que fuimos al parque ambientad@s con estos disfraces que dieron un toque de diversión extra al taller, pues fue muy interesante ver fantasmas, bruj@s, zombis, vampiros, momias y monstru@s haciendo slackline. Además, este día nos sirvió para probar por primera vez la modalidad de trickline o bote sobre la cuerda, lo que añadió un extra de motivación a la actividad y sirvió para dejar un muy buen sabor de boca sobre la experiencia que estábamos viviendo, dando un paso más en nuestro control corporal.

   Viendo el nivel mostrado por l@s peques, su implicación para conocer más acerca de esta práctica deportiva relacionada con el equilibrio y la motivación por aprender movimientos nuevos, han subido de nivel teniendo la experiencia, después de saltar sobre la cuerda, de realizar una salida de la cuerda por medio de la realización de la rueda lateral, convirtiéndose en verdader@s slackliners de alta competición que podrían maravillar con sus movimientos a cualquier jurado.

UNA EXPERIENCIA NUEVA, UNA VIVENCIA MÁS QUE AÑADIMOS A NUESTRO HISTORIA, DE VIDA QUE SIEMPRE IRÁ CON NOSOTROS Y PERMANECERÁ EN NUESTRO PASAPORTE EDUFISTA COMO UN PROYECTO QUE NO PASARÁ DESAPERCIBIDO POR LLEVARNOS A CONQUISTAR NUESTROS LÍMITES Y SUPERAR NUESTROS MIEDOS.

2 respuestas a “NoS CoNVeRTiMoS eN SLaCKLiNeRS

    • Profe Carlos noviembre 13, 2019 / 8:52 am

      Muchas gracias por tu valoración Isa, vuestros comentarios son muy importantes para seguir creando nuevas experiencias que lleguen a tod@s, tanto a l@s peques que las viven como a vosotr@s que las descubrís por ell@s. Un fuerte abrazo 😉

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s