eL áRBoL DeL aPReNDiZaJe Que Se CoNViRTió eN FLoR De La SaBiDuRía

   Uno de los proyectos más ilusionantes que hemos afrontado durante este curso como está siendo la Mejora de nuestro patio, gracias a la ayuda de toda la Comunidad Educativa contando con familias, maestr@s y alumn@s, además de contar con el privilegio de poder trabajar junto al equipo de Basurama, ha dejado una nueva transformación en el patio de Educación Primaria, en este caso, devolviéndole la vida a nuestro árbol centenario que quedó talado tras sufrir una enfermedad, pero que ahora vuelve a resurgir en forma de flor para seguir transmitiendo aprendizaje y valores de superación, pues aunque pensemos que todo está perdido, siempre existe la oportunidad de volver a tener un significado en la vida de tod@s nosotr@s.

   Antes de explicar el proceso de creación de esta última actuación de este curso, porque os adelante que esto no acaba aquí y tendremos más avances a partir de septiembre, me gustaría mostraros el resultado final del trabajo que se hizo en los patios de Educación Infantil, donde a parte de crearse tres zonas de aprendizaje experimentales creadas con material reciclado como neumáticos, ramas del árbol centenario y hexágonos de una estructura que estuvo expuesta en la plaza de Cibeles de Madrid, en una segunda fase, se instalaron sombras creadas con unas lonas recicladas, las cuales fueron pintadas por tod@s l@s peques de 3, 4 y 5 años, para luego ser cortadas e instaladas, dando sombra a estos patios que tanto sufrían el calor del sol durante estos meses, quedando como resultado final una zona agradable, divertida y en sombra, para seguir creciendo y aumentando el aprendizaje a través de los juegos.

¿CÓMO SE HA TRANSFORMADO EL ÁRBOL EN FLOR?

   Una de las propuestas que surgieron en la Comisión de Mejora de Patio, formada por profes y alumn@s, fue la creación de un espacio en la zona del árbol que sirviera para relajarse, además de encontrar la manera de dotar al patio de Educación Primaria con un poco de sombra.

   Después de varias ideas y teniendo en cuenta las piezas que teníamos en el colegio en forma hexagonal, decidimos que podríamos utilizar el tronco del árbol como tallo y crear unos pétalos con estas piezas que, en su conjunto, crearán una flor que diera sombra a esa zona y que además, el día de mañana, pudiera utilizarse como casa de campo.

  

   Los primeros pasos que se han tenido que dar ha sido pensar en cómo montar la estructura, cómo sujetarla y subirla sobre el árbol para conseguir el efecto que queríamos. Tras varias pruebas, lo teníamos claro, por lo que gracias a la ayuda de algunas mamás que vinieron a ayudarnos y de la colaboración de algun@s alumn@s comenzamos dándole una capa de barniz a las diferentes piezas de la estructura para que soportaras las inclemencias meteorológicas, además de crear el triángulo que formará parte de la estructura como base encima del árbol.

   Con todos estos pasos dados, venia la parte más delicada, el cómo subirla encima del árbol. Lo primero que hicimos fue cortar las diferentes ramas que todavía conservaba el árbol para dejarlas todas a la misma altura y nos sirvieran como soporte para anclar la base en forma de triangulo, por lo que utilizamos una motosierra que nos dio algún que otro quebradero de cabeza, pero nada que no se resolviera para poder seguir adelante.

   Con la base fija encima del árbol de forma triangular, lo siguiente que teníamos que acometer era la manera en la que podíamos unir las tres piezas hexagonales que serán las que le otorguen de pétalos a nuestro árbol convertido en flor, por lo que gracias a la ayuda de algunas mamás del colegio, fuimos dándole forma y solucionando los primeros problemas encontrados para hacer la estructura fija, segura y que no se deformara.

   Hasta aquí lo que nos ha dado tiempo realizar antes de que las clases se cierren, pero el último paso que será la unión entre el tallo, en forma de nuestro tronco centenario, y los pétalos, formados por las estructuras hexagonales, se realizará en el mes de julio, dándole otro significado a nuestro patio, aportando una zona de sombra que siempre habíamos querido y, quién sabe, si el inicio de una nueva zona de aprendizaje que  el día de mañana pueda convertirse en un espacio de relajación, estudio y convivencia en forma de casa del árbol dentro de nuestro patio.

VEREMOS EL RESULTADO FINAL EN SEPTIEMBRE, PERO LO QUE ESTAMOS DEMOSTRANDO ES QUE NO NOS CONFORMAMOS CON LO QUE TENEMOS, SI NO QUE QUEREMOS SEGUIR DOTANDO AL PATIO DE NUESTRO COLEGIO DE DIFERENTES ZONAS DE APRENDIZAJE QUE LES SIRVAN A NUESTR@S PEQUES PARA ENCONTRAR EL SITIO DONDE SE SIENTAN MÁS CÓMOD@S, ESTÉN MÁS FELICES Y PUEDAN DESARROLLARSE COMO PERSONAS DE LA MANERA EN LA QUE ELL@S ELIJAN. ESE ES NUESTRO OBJETIVO Y POR ESO SEGUIREMOS TRABAJANDO. 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s