iDeNTiFiCaMoS LoS ReCuRSoS CoRPoRaLeS eN eL uNiVeRSo aGLaia

   Empezamos el trimestre con el último episodio del universo Aglaia, con la colaboración de Álex Céspedes, actor, pedagogo y profesional del teatro que nos ha ayudado a describir y descubrir, a través de la dramatización y la imaginación, lo que está significando para nosotr@s ser héroes y heroínas del Universo Aglaia.

  Para empezar las sesiones de teatro se ha presentado y nos ha contado qué es el teatro para él, además de preguntarnos nuestros nombres pero de una manera extraña, tan solo utilizando las vocales que forman nuestro nombre y apellidos, por ejemplo en mi caso que me llamo CArlOs ChAmOrrO DUrÁn sería AO AOO UA, ¿probáis vosotr@s a presentaros en un comentario diciéndonos que es el teatro para vosotr@s? Aprovechando el cuerpo que tenemos, dándole una vuelta más de tuerca utilizando, en este caso, las consonantes acompañadas de movimiento corporal. No ha sido fácil, pues la vergüenza y la perplejidad de lo que estaba pasando en el primer día hacía que nos costara despegarnos de nuestro sitio, pero a medida que pasaba la actividad la risa salió a relucir y comenzó a dar luz a nuestras reacciones más naturales y espontáneas.

  Después de las presentaciones, con el cuerpo más adaptado a las nuevas dinámicas, hemos empezado a imitar los movimientos de la persona que guiaba la actividad. Primero Álex, pero luego hemos ido cogiendo el testigo l@s demás, copiando la voz y el movimiento representado. Aprovechando que hemos introducido la voz, es momento de inventarnos un nuevo lenguaje para transmitir lo más importante que tenemos, por lo que primero a mi compañer@ de al lado y luego al grupo entero, hemos compartido nuestras palabras. Con este ejercicio, hemos conseguido llenar nuestro cuerpo de energía, tanto que la hemos podido compartir con nuestr@s compañer@ a través de las palmadas, regalándoles todo lo que significan para nosotr@s.

   El desplazamiento, tan importante para nosotr@s en las clases de Educación Física,  cobra vida, por lo que buscamos maneras diferentes de movernos por el espacio, permitiéndonos la licencia de hacerlo de manera extraña que no hacemos normalmente en público. En este momento, entran en juego diferentes consignas para mejorar la puesta en acción por medio de palmadas, en la que vamos a tener que agacharnos, congelarnos y decir en alto quiénes somos.

   En otro momento de estas clases tan intensas, divertidas y con tanto sentido para conocer todos los detalles que nos proporciona la dramatización, entra en juego la imaginación, la relajación y el vernos en otra situación que no es real, intentando sentir lo que narra Álex en una historia que nos ayuda a relajarnos gracias a una perfecta melodía que nos ayuda a meternos de lleno en la actividad. La historia decía lo siguiente: “Salimos del colegio, nos alejamos del edificio donde estamos, a lo lejos encontramos a nuestro animal preferido que nos guía a un bosque, con un claro en el que se encuentra un cofre que nos invita a abrir, donde encontramos una carta con un mensaje para cada un@, un regalo para nosotr@s. Después de disfrutar de esta situación, llegó el momento de volver a la realidad, sentir la lluvia, oler el ambiente que rodea el colegio, queremos entrar pero nuestro animal no puede venir, pero nos dice que podemos contar con él siempre que queramos, volviendo a la sala donde nos encontramos“.

   En este momento, abrimos los ojos y buscamos a otr@ compañer@ al que le vamos a contar todo lo que nos hemos imaginado, haciendo una escucha activa de lo que a mí compañero le ha pasado respondiendo a tres preguntas: ¿qué animal ha sido? ¿qué nos hemos encontrado en el cofre junto a la carta? y ¿qué mensaje nos ha transmitido?.

   Con toda esta información en nuestras cabeza, es momento de que empecemos a darle una forma animada a nuestro animal, por lo que creamos su escultura, la del animal que vi en la relajación de imaginación, con todos los detalles, como si estuviera hecho de plastilina: poniéndole color, alargando las extremidades, poniéndole pelo, plumas,… viéndolo desde lejos para ver cómo nos ha quedado y retocando los detalles que le puedan faltar antes de meternos de lleno en él y convertir nuestro aspecto en la forma que hemos creado, nos desplazamos como si fuéramos ese animal, emitimos sonidos, olfateamos, nos recostamos en el suelo,… para que, poco a poco, poder ir recobrando nuestra propia figura humana, retomando nuestra personalidad que nos caracteriza. Esto nos permite jugar con la división entre el mundo real y el fantástico, por lo que dependiendo del lugar en el que nos encontremos, nos vamos a desplazar de una determinada manera, dando vida al animal que ha creado nuestra imaginación y volviendo a la posición de ser humano que nos representa.

   Por otro lado, el emitir el sonido de nuestro animal y el mensaje que nos ha dicho al resto de la tribu tales como “sé tu mism@, no pierdas la esperanza, no odies a l@s demás, haz lo que te propongas, lucha por tus sueños, se lo que quieras,…” nos hace más fuertes y nos une más en ese sentimiento de equipo, por lo que vamos escenificando y compartiéndolo con el resto. Nos hemos dado cuenta de que en la gran mayoría de los mensajes, aparece la palabra NO por delante, hemos tenido que transformarlo en mensajes positivos donde no existe esta barrera que muchas veces nos limita y lastra.

   Este conflicto verbal, nos ayuda a entrar en la siguiente parte del taller de teatro que surge entre dos personajes donde uno quiere algo y el otro no quiere dárselo, creando una situación corporal y verbal en donde depende de la estrategia de cada uno, podrá tener lo que persigue. Cuando esto acaba, conseguimos lo que queremos, por lo que manifestamos nuestra alegría y satisfacción por lograrlo.

   Son muchas las conclusiones que podemos sacar de estas sesiones de teatro, pero con lo que me quedo es con la frase de “cuanto bueno hay para compartir con el resto“.

¿PARA QUE NOS HA SERVIDO ESTA EXPERIENCIA? SON MÚLTIPLES LAS RESPUESTAS, PUES EL CAMINO QUE RECORRE CADA UN@ ES ÚNICO Y SOLO COMPRENSIBLE POR QUIEN LLEVA OS PUESTAS LAS ZAPATILLAS QUE LO HACEN, LO QUE SI ES CLARO ES QUE LO IMPORTANTE ES CAMINAR HASTA LLEGAR A LOGRAR NUESTROS SUEÑOS.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s